Responsabilidad para pedir créditos rápidos

creditos rapidos online

Seguro que alguna vez has pensado en pedir un préstamo rápido a través de internet pero antes de dar ese paso tienes que meditar seriamente lo que haces porque la decisión de acudir a los créditos rápidos en busca de dinero deber ser muy meditada.

Las empresas crediticias son las primeras interesadas en que los solicitantes actúen con responsabilidad y no contraigan deudas que luego no van a poder saldar, de ahí que ante una petición de dinero lleve a cabo un estudio financiero del solicitante para asegurarse que no es un mal pagador.

No hay que confundir la responsabilidad de los prestamistas (en asegurarse la fiabilidad del solicitante) con la negativa a prestar dinero a personas incluidas en listados de morosos o mal pagadores como ASNEF.

¿Consecuencias del impago del préstamo?

Antes de lanzarte a rellenar una solicitud en una web como Vivus, Cofidis, etc debes saber que la tasa anual equivalente que aplican al dinero prestado supera con mucho el que aplica la banca tradicional (es cierto, que los bancos tradicionales te van a exigir muchos requisitos y papeleos para aprobarte un préstamo personal)

  • Si llegado la fecha de devolución no cumples con el pago del préstamo, los prestamistas empezaran a aplicarte intereses por mora o recargo, con lo que la deuda aumentará considerablemente.
  • Si transcurrido el plazo de prorroga (que algunos prestamistas tienen) sigues sin satisfacer la deuda, te pueden incluir en la lista negra de ASNEF. Dicha inclusión te impedirá en un futuro hacer comprar financieras en sectores como banca, telecomunicaciones, viajes, grandes superficies comerciales, etc.

Las nuevas tecnologías permiten que este tipo de préstamos sin pidan en menos de 5 minutos (lo que hace que muchas personas agobiadas “y en caliente” lleven a cabo la solicitud, sin reflexionar y sin meditar las consecuencias que le va a acarrear dicha acción.

 

Consejo 1: Ante la necesidad urgente  de dinero agota antes todas las vías posibles: Pedir un adelanto de nómina, pedir el dinero a un familiar o amigo, vender cosas que no usas de segunda mano.

Consejo 2: Nunca pidas un préstamo online para devolver otro pedido con anterioridad. Lo único que conseguirás es empeorar tu situación económica.

Consejo 3: Lee detenidamente la letra pequeña, y asegúrate que desde el primer momento te explican detalladamente cuánto te va a costar el crédito.

Consejo 4: Desconfía automáticamente a aquellos prestamistas que te exijan pagarles por adelantado alguna cantidad de dinero en concepto de gastos de tramitación, gestión, etc.

Consejo 5: Antes de pedir el dinero al primer prestamista que veas en internet, visita los comparadores de préstamos online, que han sido creados por economistas.

Consejo 6: Solo acude a los mini créditos personales en caso de extrema necesidad y de forma muy extraordinaria, nunca utilices este medio como forma ordinaria de conseguir financiación.

Para facilitarte la labor de conseguir un préstamo urgente de dinero te remito a un listado de créditos rápidos confiables en https://tuscreditosrapidos.com/

Utílizame para compartirShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *